Sobre los “Secondments”

Buenas,

El otro día leí este artículo en Expansión: “El abogado de empresa copa el mercado legal de fichajes“.

En el se deja entrever una idea que lleva sonando desde principios de la crisis. Los abogados tienen que conocer cómo funciona su cliente para poder prestar un mejor servicio. Quien mejor conozca a su cliente, mejor abogado será porque sabrá adaptarse a las necesidades de los clientes. Y ne el artículo hay una frase muy representativa: “La forma de conocer al cliente es conocer a quien ha sido cliente“.

Pues hay otras formas. Y la más típica es el “secondment“.

El secondment es el acuerdo al que llegan un despacho de abogados y uno de sus clientes para que uno de los abogados del despacho se meta dentro del organigrama del cliente durante un tiempo limitado de tiempo, ya sea a tiempo total o parcial.

¿Qué consigue el despacho con esto?
Básicamente dos cosas:

1. Fidelizar al cliente.
Teniendo un abogado de un despacho trabajando en el equipo, en  caso de dudar entre distintos despachos, siempre van a elegir al despacho que les ha dejado un abogado. Eso es lógico. Además, si trabaja bien y con ganas, las empresas suelen asumir que todos (o casi todos) los abogados de ese despacho van a ser igual de diligentes y van a tener los mismos conocimientos que el “secondee“.

2. Enseñar al “Secondee” cómo son los clientes.
Con esto me refiero a que el Secondee va a conocer cómo funciona el departamento legal de la empresa, sus necesidades, qué les gusta y qué les deja de gustar, los procedimientos internos para llevar a cabo los proyectos. En fin, un gran númerode cosas que no se ven sentado delante de tu ordenador en el despacho. Y al final eso los clientes lo valoran. Y no sólo la empresa en la que ha estado el abogado de secondment. Cuando el “secondee” se reincorpore al trabajo, aplicará esos conocimientos a los demás clientes y las relaciones con éstos serán mucho más fluidas.

¿Qué consigue la empresa? Básicamente una cosa. Un abogado de alto nivel, que en vez de estar cargando horas a distintos clientes está dedicado en exclusiva para mí. Y normalmente a un precio muy competitivo (básicamente, más barato que pagándole su sueldo actual).

Al final, como abogado, que te envíen a un “secondment” también tiene muchos inconvenientes, y hay que valorar si de verdad merece la pena. Tienes que tener en cuenta que te saca del día a día del despacho, y eso puede perjudicarte en tu promoción o en tu relación con tus “partners” (aunque les estás haciendo un favor).

Desde mi punto de vista es una opción bastante buena para aprender a ser un “abogado de empresa” para ajustarse a lo que muchas empresas demandas de sus abogados.

Gracias por leerme.

Hasta pronto,
Litt

louis litt lawyer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s