Otro día como Abogado Junior

Revisitando en uno de mis anteriores post, Un día como Abogado Junior, he pensado que quizás dejar la idea de que los 250 días de trabajo al año son como ese tampoco sería dar una visión muy acertada de la vida de un Abogado Junior en un despacho.

Ya expliqué en otros post que hay mucho tiempo en el que tienes poco que hacer, pero vamos a hacer otra vez un breakdown de un día menos ocupado que el ya descrito:

9:30 a.m.
Te encargan gestionar unas compulsas con la Notaría. Vas a la Notaría, el Notario te dice que no puede compulsar fotocopias (Knowledge), aprendes algo e intentas solucionarlo sin éxito. Vuelves al despacho, el Partner te mira con cara de “eres un gandul” mientras te da la solución (pedir y llevar lo originales…bastante obvia por cierto).

12:00 p.m.
Llegas a la oficina con toda la documentación que te han pedido compulsada y bien hecho. Te reunes con el Partner y te pide que vayas a presentar una propuesta para participar en una licitación pública. Preparas la documentación y allí que te vas. A lidiar con la Administración Pública. Por suerte, son muy diligentes y amables. No tardas mucho en presentar la propuesta y en volver al despacho.

13:30 p.m.
Según llegas te das cuenta que has “tirado” toda la mañana y que esto te va a tocar recuperarlo en otro momento. Antes de comer, contestas un par de emails de un cliente pidiendo unos documentos y le envías unos papeles a una procuradora. Poca cosa.

14:15 p.m.
Te vas a comer tranquilamente. Comida de las buenas y casi con siesta, que a veces hace falta. No consigues conciliar el sueño. El intento es casi peor.

restaurante

16:00 p.m.
Toca ponerse al lío. Trabajo de hoy, la interminable búsqueda de jurisprudencia sobre algún asunto que no acabas de conseguir enforcar bien y no encuentras nada. Westlaw, La Ley, vLex, etc. Te vas “cagando” en todos de manera progresiva y con educación. Pero te cagas en todos.

Junior Alert: si no es para un escrito procesal, que requiere mucho más tiempo, los Partners suelen querer que la búsqueda de jurisprudencia sea rápida y, cuando encuentras algo, vayas a contárselo. El decidirá si necesita más o si te libera de semejante suplicio (al menos para mí).

railway

Además, al ser algo tan obvio, el compañero con el que estás llevando el asunto te pregunta que cómo es que tardas más de 10 minutos en encontrarlo, con lo que te acabas poniendo de los nervios. Efectivamente, te dice como enforcarlo y lo encuentras a los 5 minutos. Menos mal que me llevo bien con todos.

17:30 p.m.
Doy gracias porque la búsqueda de jurisprudencia no ha sido tan larga y ahora me toca algo con más “chicha“. La interrelación de la LAU de 1964, el RD de 1985 y la LAU de 1994 para un contrato de arrendamiento de oficina. Ya que es un tema divertido (y muy útil para ayudar a familiares y amigos), lo haces hasta disfrutando.

Cuando consigues que el estudio de algo te interese, es una gozada. Sobre todo si lo puedes hacer sin prisa y sin presión. Te lees la ley, comentarios a la ley, algo de doctrina y (en mi caso no, que ya había tenido lo mío) jurisprudencia. APRENDES, que es a lo que deberíamos estar ahora.

Te reúnes con tu Partner y le cuentas tu opinión sobre el tema. Comentáis opiniones y tienes razón. Minipunto para Litt.

20:00 p.m.
Se acabó la juerga y el aprendizaje. Te llega un email de un cliente para que metas unos cambios en un poder (Junior Alert: hacer poderes (y actas) es una de las principales funciones del Abogado Junior. Tranquilos, se supera).

20:45 p.m.
Revisas tu agenda y te das cuenta que llevas una semana prometiendo un índice de documentación de un data-room. Apasionante… Es un trabajo irrelevante, nada jurídico y, sin ofender, no lo debe hacer un abogado, pero bueno, bajas la cabeza y te pones a teclear la descripción de todos los documentos del data-room.

22:30 p.m.
Acabas, lo mandas y te vas a casa. Ya es tarde. Fin del día.

late working

Mirando la vista atrás de lo que has hecho ese día, te das cuenta que has conseguido estudiar un poco y que el resto es un trabajo poco o nada jurídico. Y hay que asumir que así son la mayoría de los días en el despacho.

Me decía hace poco mi Partner que el hace todo el trabajo de “gestión” porque le gusta mucho conseguir y cerrar operaciones, pero que es un coñazo. Con esas palabras.

En cualquier caso, es importante conseguir aprender de todo esto y no desesperarse ante gestiones interminables. En esto del derecho sólo te haces patrón si has sido marinero.

Gracias por leer.

Buenas noches,
Litt

louis litt lawyer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s